29.8.05

Hipocresía mediática

Escribo estas líneas con tristeza y un poco de preocupación. Tristeza por lo acontecido, preocupación por lo que puede llegar a suceder.

En estos días estuvo en boca de muchos una noticia que causó multitud de comentarios: el exabrupto cometido por el telepredicador Pat Robertson, al hablar ligeramente sobre la posibilidad de EEUU de quitar del poder al presidente venezolano Chávez, inclusive dando a entender que sería mejor que estuviera muerto. Por supuesto, la prensa no desaprovechó la oportunidad para crear atractivos titulares y presentar si posible a Robertson como un asesino, sobre todo en este momento en que algunos medios desean hacer ver al protestantismo norteamericano como impulsor de una moderna inquisición. En todas las discusiones surgidas por este tema, muchos coincidimos en lo inapropiado de las declaraciones de un predicador sobre cuestiones políticas, y más aún cuando estas contrarían directamente lo que este debe predicar. Hasta este punto solo a un necio se le ocurriría criticar al cristianismo en general por esta cuestión, sin embargo una cosa quedó molestándome particularmente: ¿Qué sería ahora de Pat Robertson?

Lo más fácil y quizás lo que muchos optaron por hacer es dejar en la ignominia a esta persona a raíz de su comentario, otros quizás hayan considerado que ni siquiera merece llamarse cristiano por haber defraudado de esa manera su predicación. Esto último también pasó por mi cabeza. Como cristiano puedo decir que Robertson nunca fue para mi un referente espiritual, debido a su incursión en la política y su particular estilo, pero a pesar de no comulgar completamente con sus ideas siempre tuve en mente que su labor podría estar bendiciendo a muchas personas con verdadera fe ¿Por qué podría sentirme capaz de juzgarlo?

Luego de lo acontecido en estos días, decidí no tomar la actitud fácil. Yo no voy a hacer leña del árbol caído. Aún más, prefiero señalar lo que realmente me preocupa, y es la manipulación de las ideas. Desde un principio se deseó presentar a Robertson como el autor intelectual de un intento de homicidio, con el propósito de escandalizar a muchos, que curiosamente no parecen notar que albergan el mismo tipo de sentimientos. No me interesa cambiar la óptica de nadie respecto a los motivos políticos detrás de esta situación, pero no deja de molestarme ver que las mentes que hablan de liberalidad no pueden abstraerse del hecho que se trata de un predicador para tomar esta declaración como la de cualquier otro mortal, sino que enfatizan y condenan: “que hipócrita”, “ahí está el ‘cristiano’”. Claro, la doctrina de lo “correcto” no les permite dejar sin “castigo” semejante osadía.

¿Dónde está la verdadera hipocresía? En cada ocioso que se dedicó a hacer sitios como ‘ihatepatrobertson’ o en cada uno que se apresuró a censurar el error de esta persona cuando sus dichos y hechos trasuntan más odio que el que pretenden señalar. En el que se admira de esta actitud cuando internamente desea la muerte de más de uno (entre ellos del mismo Robertson, de Bush o de cualquier otro).

Ahora me pregunto: ¿murió Chávez producto del corrosivo comentario de una persona (que como tantas otras se habrán manifestado aún más duramente respecto a él)? ¿Lo asesinó el “veneno” de las palabras del “imperialista”? El mismo Chávez tomó con más sabiduría la situación.

Siento mucha lástima por Pat Robertson. Por que haya despreciado su ministerio para hacer propaganda política, por que haya olvidado su investidura y se haya permitido un comentario sin pensar en la repercusión, por que haya caído en una situación de la que es muy difícil levantarse, por la negativa influencia que tenga en muchas personas aún, porque ahora cualquiera se crea capaz de juzgarlo o condenarlo…

Me preocupa ver que no hay misericordia en nosotros… para que siquiera hablar de perdón.

21.8.05

Nuevas formas de SPAM

Desde que empecé con este blog, acostumbro a visitar otros buscando algo interesante, y a veces lo hago a través de la barra de blogger, pulsando "Next Blog" en busca de lo que el azar disponga... De esta forma he recorrido sitios en ingles y español, con diferentes ideas y de diferentes calidades, algunos muy elaborados, otros casi abandonados, con multiples entradas recientes o con una sola... Sin embargo, lo más molesto es encontrar los falsos weblogs que solo contienen publicidades, que lastimosamente son muchos y, últimamente también los comentarios que buscan atraer gente a un determinado sitio.

Con esto no me refiero a quien publicita la dirección de su weblog cuando hace un comentario. Yo no lo hago porque me parece demasiado forzoso, pero en este momento me refiero más bien a una especie de comentario automático masivo.

Sin embargo, la situación más extraña se da cuando juntamos un "blog-propagandista" con un "auto-comentario" obteniendo casos como el siguiente:

Post (anunciando descuentos en pasajes aéreos):
Find the best cheap airfares information on the internet here. cheap airfares
Find the best discount airfares information on the internet here. discount airfares
posted by discount-airfare-cheap-traveler at
4:00 AM on Aug 21 2005
-
(Comentario 1: Felicitando la "creatividad" del autor...)
Your blog is creative Keep up the great work.
If you a health issue, I'm sure you'd be interested in multiple sclerosis
We can stop any multiple sclerosis

-
(Comentario 2: Persona agradecida por el comentario dejado en su blog)
Hiya! Thanks for the comment on my blog...Wish I'd come across yours before I bought my domain...LOL! :-)
So you have a visitor coming your way. I read these things. :)
phentermine
I'm waching blogs all day long and I found yours which is really nice :)
I like your news clips. Visit anytime, And Im always looking for new reads.
Thanks, you really have some interesting stuff on your site. keep at it.
I must tell you you r doing a wonderful job. pls keep it up!

-
(Comentario 3: "Tu blog es uno de los más lindos que he visto en mucho tiempo...")
Your blog is one of the nicest ones I have seen in a long while, great job!
Cash Advance
Payday Loans

Y hasta aqui por poner los algunos...

La situación más patética está en encontrar que estos blogs autopromocionados tienen muchos comentarios y la mayoría hechos por los que recibieron el "auto-comentario", deshaciéndose en agradecimientos por el SPAM recibido...

19.8.05

Escapar

Un breve cuento de mi producción.


Escapar

Con los ojos cerrados, la posibilidad lo deleitaba una vez más. Esos viejos temores ya no lo molestaban, aunque una grieta que se rehusaba a ser rellenada le imbuía encontrados sentimientos. Por momentos, deseaba dejar todo atrás ya que nada parecía tener tanta importancia como para aferrarse a ello y porque inevitablemente cargaban con su cúmulo de recuerdos, recuerdos que trataba de arrancar y olvidar. Sabía que también olvidaría muchas cosas que otrora consideraba importantes, pero era un precio justo por borrar aquello que lo lastimaba y que infelizmente lo había impregnado y comprometido tanto.

Sin embargo sabía también que aquella medida no sería suficiente. Aún estaban sus amigos y conocidos, lugares, fechas, situaciones… demasiadas cosas, listas para desatar los odiados recuerdos. ¿Como podría librarse definitivamente de ellos? Estos eran los causantes de que no pudiera disfrutar de las cosas como antes.

Después de de una dura batalla en su mente llegó a la determinación de que debía apartarse de todo para ser libre. Recordaba que alguien se lo había recomendado tiempo atrás y aunque entonces le pareció un absurdo ahora era la mejor salida. La idea lo refrescaba y le hacía pensar en una vida mejor: empezar de cero en otro lugar, conocer otra gente, probablemente adquirir otros hábitos y buscar nuevos pasatiempos…

Escapar…

Cautivado por la idea trataba de no escuchar la otra voz. Esa voz reflexiva, que a veces parecía estar en su contra y a veces en su favor. Trataba de ahogarla con imágenes de una vida diferente, con aromas que aún no había sentido, paisajes que solo había visto en sus sueños, gente que aún no conocía y destrezas que aún no había cultivado. Por fin, el sordo dolor le obligó a abandonar su desesperado intento y le hizo ver el imposible, ¿cómo escaparía de si mismo?

Entonces vio el resplandor y comprendió que abría los ojos por primera vez.

----------
*Distinguido con la Mención de honor en el Concurso de Cuento y Poema Ilustrado "Leopoldo Lugones" 2005

12.8.05

Vivir un día más…

A partir de hoy, voy a compartirles algunos cuentos de la producción de mi hermana, Alba Velásquez, quien es también una amante de las letras. El primero de ellos se titula:


Vivir un día más...

Amanecía y Francisco se dispuso a salir de lo que él consideraba su casa, una grande y deteriorada caja de cartón, en el abandonado patio de la estación de ferrocarril.

Como todos los días, el frío y el instinto lo despertaban para comenzar con inquieta decisión la aventura de vivir; extrañaba a Rafael pero siempre había presentido que un día partiría para no retornar.

Su diario recorrido por congestionadas calles en procura del pedazo de pan o de la moneda ansiada y el interés con que observaba las caras de la gente, le permitían escuchar de pasada sobre guerras y atentados terroristas en lejanos lugares, quedaban en su oído las preocupadas expresiones de señores de traje y maletín sobre el aumento del dólar y rondaban en su mente las protestas sobre los políticos y la crisis económica todo esto mientras hacía un alto en sus afanes y se sentaba en el suelo del parquecito a jugar con esas brillantes bolitas que eran su única y preciada posesión. Mientras jugaba, niño al fin, pensaba ¿tendría esto algo que ver con el hambre que sentía todo el tiempo? ¿Por qué decían que los viejos tiempos eran mejores? ¿Cómo se envejecía el tiempo? El apreciaba mucho su roto y viejo saco, no importaba que fuera dos tallas más que la suya, le abrigaba de maravillas.

Cuando la actividad de la calle declinaba y no daba para obtener algo más, Francisco regresaba a su refugio para recostar su fatigado cuerpo y antes de que sus ojos se cerraran a un profundo sueño, su mente ajena a los graves problemas de la planificación gubernamental, sin añorar por no haber conocido los beneficios de un cálido hogar, solo fugazmente se inquietó con el desafío de vivir un día más…

Andrea D'El