2.2.12

infortunio

Erase una vez una buena idea, desposeída torpemente de síntesis, muerta a manos del excesivo entusiasmo, verdugo de quienes dan pasos bienintencionados en la dirección equivocada.