12.9.05

Cuando los patos disparan a las escopetas...

Recuerdo que era un niño cuando leí por primera vez esta desconcertante frase, que obviamente indica que existe una situación equívoca; en la actualidad, plagados de contradicciones por posturas "progres","fashions" y demás hierbas que a la hora de la verdad son solo eso : posturas, contemplamos absortos el grado demencial del absurdo que invocando cambio, novedad o "revolución" nos lleva a encontrar sentido a la mencionanda frase.

En medio de lo que debiera ser una sana distracción, observar un partido de futbol, se da el caso que el resultado no es del agrado de esos "modernos trogloditas" llamados fanáticos o hinchas y entonces expresan su desagrado salvajemente, la policía que debe ser la que ponga fin a este exceso, es agredida por una furiosa turba dizque "defensora de los hinchas"; esta turba en la que se encuentran los jugadores del equipo perdidoso provoca con su agresión que uno de los policias dispare una bala de goma a uno de los exaltados el cual cae mortalmente herido.

El hecho de que los fanáticos no sepan perder, es lógico, si no saben vivir, tampoco sorprende que se arremeta contra la autoridad pues esto es moneda corriente, pero que el progenitor del herido se lamente tardíamente diciendo "¿porque le dispararon?.." si no estaba "protegido" por armadura, si no tenía otra arma más que sus manos y pies, si apenas pretendía propinarle una golpiza (él y sus ocasionales compañeros de turba)a seis policias que tuvieron la ocurrencia de interrupir su "desahogo",es una verdadera locura.

Esta dicho, el que con fuego juega..,de todas maneras, la respuesta al interrogante planteado podría ser también con esa máxima y podría agregarse por vía de explicación, que su "nene" no pretendia solamente "acariciar" al policía, que no le iba a "pegar solo un poquito", pretendía lastimar y salió lastimado; es evidente que como padre no le inculcó hombría de bien a ese pobre muchacho que pensó que es correcto agredir a la autoridad, que es de "valientes" atacar muchos a pocos, que total si la víctima hubiese sido de los "otros" estaba bien y justificado ¿no es asÍ?

Ahora podrán decir que la fuerza policial cometió un exceso, que estan acostumbrados al "gatillo fácil" que son más criminales que los criminales o cualquier otro exhabrupto, pero lo cierto es que las instituciones estan en el estado que nosotros,con nuestra malhadada tolerancia, hemos permitido que esten. Sigamos con cómplice y fatal indiferencia tolerando que los pillos tomen la dirigencia política, que los inmorales nos digan como conducirnos mientras ellos ejercen "libremente su opción", que las desnudistas y los deslenguados sigan infectando las mentes jóvenes so pretexto de que no hay mejor opción y así continuaremos socavando los cimientos de aquello que entre todos debieramos construir.

No es más que un reflejo de esa siniestra imágen: guías ciegos que llevan a otros ciegos hacia el abismo, con soberbía, con necia seguridad y proclamando ser sabios, cuando ni siquiera conocen el principio de la sabiduría y del mismo modo pretenden desconocer que hay Uno, que les pedirá cuenta de todos sus actos, de todas sus palabras y aún de todos sus pensamientos... ¿locura? Sí,pero..¡Ay, de los cínicos y de los satisfechos con su propia sabiduría! sabiduría que ni siquiera se equipara con la del reino animal, que no daña porque sí a su propia especie, sabiduría que no proviene del UNICO dueño de toda sabiduría, de AQUEL que no quiere la muerte del que muere por su propia ignorancia.

Aun hay tiempo, muy poco tiempo es cierto, de volver la mirada a la única salida, que es una puerta pequeña pero que conduce al Camino, a la Verdad y a la Vida.
¡BUSQUÉMOSLA!