31.12.08

Como tener un buen año

para un amigo, en esta "nochevieja".

En el diario de hoy puede leerse un titular que reza “La clave está en fijarse metas alcanzables”.

Metas alcanzables… El calificativo es excelente como guía de autoayuda pero ¿cómo saber de antemano lo que es alcanzable para uno?

Podría tomar tentativamente el lápiz y papel (si esta actividad fuera realmente meritoria de algo más que de un análisis mental) y escribir todo el poema erróneamente atribuido a Borges, titulado “Instantes”*: “cometería más errores... me relajaría más… tomaría muy pocas cosas con seriedad… Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos, etc., etc.

La categoría de “metas alcanzables” puede hacerse muy extensa en relación a nuestro propio juicio de lo que es factible y lo que no. Ese juicio probablemente debería considerar lo que muchos analistas coinciden en señalar: que este ha sido el último año de “vacas gordas” para nuestro país, y que sufriremos los embates de la crisis global en 2009, cosa que lo asemeja a aquel 2002 que empezaba con una perspectiva poco alentadora en materia económica. Uno tiende a observar que el paso de los años hace muy poco por nosotros, física y anímicamente, y entiendo que la premisa de la publicación del diario, en general, sea ese “baby steps”, una concreción de los pequeños planes, para evitar la desazón del destino, para no hundirse en la desdicha de los planes frustrados.

Por otro lado, sería necio de mi parte contradecir las sesudas conclusiones de los economistas basándome solo en un irracional optimismo producto del cambio de calendario pero, afortunadamente, nunca he aprendido a hacer caso de los augurios (a veces para bien, otras quizá no tanto) y el nuevo año se presenta como un desafío renovado para una fe forjada en tiempos menos favorables en lo personal y en los que, no obstante, el entorno aun se daba buena vida.

A contramano de las recomendaciones creo que uno debe plantearse siempre los propósitos más altos, y desatender a los agoreros que poco han acertado en el pasado. William Faulkner proponía que “la sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen”. La mejor forma de afrontar el nuevo año debería abrazar los sueños que aun parecen lejanos, para mantener al menos el espíritu joven, y negar el desencanto de lo que no se ha logrado en el año, porque la ilusoria barrera temporal forma parte del mundo gris de esos mismos agoreros, de sus realidades aplastantes, sus recetas de autoayuda y sus “metas alcanzables”. Un hombre que supo expresar con mucha claridad esta idea fue el escritor J.R.R. Tolkien, para quien la fantasía podía conducir a una realidad profunda, a esa realidad que permanece escondida de los mediocres y cuya búsqueda supo resumir en boca de uno de sus personajes: se trata de la “esperanza de un necio”, ni más ni menos.

*El escrito original en el que se basa “Instantes” es de un cómico norteamericano y puede leerse en este vínculo.

7 comentarios:

  1. Nada tan contagioso como el desánimo, talvez por eso en las batallas de la antigüedad se procuraba abatir al líder o capturar la bandera insignia.
    Proponer que se enfrente la monstuosa ola —consecuencia del cataclismo financiero que estremeció al mundo— que ahora parece arremeter henchida y amenazante sobre los trémulos espectadores que la ven llegar desde la orilla —por cierto, ¿No somos sólo "espectadores" de las trapisondas que arman los grupos de poder?— prácticamente ya con la "guardia baja" y decir algo como: "no se precipiten, calculen detenidamente sus movimientos, no traten de correr más rápido que la ola, busquen sólo el refugio más cercano, etc" parece sensato... pero quizá más beneficioso sería alentar a procurar una salvadora tabla que permita remontar cual esforzados "surfers" la temible ola, talvez no lo sea tanto y llega a ser emocionante el cabalgarla y quizá hasta sea divertido...¿Locura? talvez sí, talvez no...a veces la salvación parece imposible pero cuantos prodigios se alcanzan si se puede creer y dar el difícil primer paso. Los que tenemos la dicha de una Fe preciosa, aferrémonos a la Roca Eterna, creyendo que nuestro rumbo esta firme en las manos del Gran Capitán."Todo es posible si puedes creer.." Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pensando en el líder también podemos ver el caso opuesto: aun con una derrota casi inevitable, quien estaba al frente de la batalla podía ser capaz de hacer un daño considerable al enemigo en base a la arenga que hiciera a su ejercito... es una metafora bastante rica la de aquellas antiguas batallas

    ResponderEliminar
  3. Los sueños pueden ser grandes para que al perseguirlos no desaparezcan, pero deben ser alcanzables, querido Tony. ¿Cómo saber si lo son? Nos podemos preguntar qué necesitamos tener para conseguirlos y de qué forma podemos obtener eso que precisamos. También podemos subdividirlos en metas que vayamos alcanzando de forma parcial.

    Sin sueños es complicado vivir. Yo deseo que el este año recién estrenado alcances la mayoría de los tuyos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Los romanos eran muy supersticios, como sabes, pero también muy agudos. Así que cuando Julio César, al pisar suelo africano dió un tropezón y se cayó al suelo - una señal absolutamente nefasta - dijo enseguida: te abrazo, suelo africano, que pronto serás nuestro (o algo similar). Lo que quiero decir con esto, querido amigo, es que aunque tú no creas en los augurios, cuenta con los efectos que surtan en quienes sí creen, y aprovecha esa corriente de optimismo aunque no te parezca justificada. Por lo demás, coincido contigo en que hay que poner en alto los sueños. Bien está algún objetivo alcanzable, pero poca cosa, porque si no, la vida no tiene tanto interés. Un abrazo muy fuerte y que este nuevo año te sea propicio (ya ves, a la usanza romana).

    ResponderEliminar
  5. “La clave está en fijarse metas alcanzables”.
    Es una frace bastante controversial, pero si usamos la logica, se diria que es coherente. Pero ¿Qué seria de nuestra vida, si no existieran las metas aparentemente inalcanzables?, no tendria sentido, no habria por que luchar y caeriamos en la profunda desason y rutina del abismo de la vida.
    Creo en la Utopia, es algo bello y entre mas creo, empienzo alcanzar mis deceos, y se que cada dia estoy mas cerca de ellos, por eso todos deberiamso tratar de ir mas halla de lo creemos lograr, porque sin darnos cuenta lo alcazaremos satisfactoriamente...

    SALUDOS!!!

    ResponderEliminar
  6. Querido e incondicional amigo a pesar del tiempo que pasa y no nos conectamos, vengo un poco tarde quizas, pero no tanto, el año recien empieza asi que quiero dejarte mis mas sinceros deseos de un maravilloso 2009, con muchos sueños nuevos, la concreción de muchos de ellos y de alguno que quedó pendiente el año anterior. A vos a tu familia Dios los bendiga.
    Afectuosamente

    Anngiels

    www.enmemoriadetuamor.blogspot.com

    www.poemasparamiamor.blogspot.com

    www.yareah.com te invito a hojearla me encontraras por aqui gracias a una invitacion de esta publicación.

    ResponderEliminar