24.2.06

Lecturas

Mientras hago una pausa en la actividad quiero subir un par de líneas aquí. Aunque no puedo darme el gusto de escribir en estos momentos siempre me queda el placer de la lectura…

Diferentes lecturas acompañan estos días: salteadas y un tanto accidentadas de los libros prestados, lecturas menos placenteras de textos técnicos, lecturas gratificantes en los cuadernos de bitácora de mis amigos, sorpresa y diversión al revisar el correo y recorrer foros como así la informativa lectura del diario matutino. También hay otras lecturas a considerar que no siempre se valoran adecuadamente: la lectura de un cielo claro y de un rostro amable y sonriente o de las huellas que dejan la presencia de nuestros queridos… en definitiva, la interpretación consciente o inconsciente de aquellos signos que completan el día.

La maravillosa experiencia humana de crear signos, darles un significado e interpretarlos luego se constituye en una aventura diaria. Algunas veces nos aclara un panorama antes confuso, otras veces la hermeticidad del mensaje nos deja pensando para llegar a la comprensión mucho después y otras veces el mensaje solamente logra confundirnos. Son las paradojas de nuestra red de conocimiento y es victorioso quien aprende a tomar lo mejor de cada mensaje y a desestimar lo que no sirve.

No menos asombroso es que los códigos de nuestros lenguajes (porque manejamos muchos lenguajes y no solo uno) cambian y se modifican todo el tiempo, crecen y evolucionan o retroceden junto con nosotros y de esta manera mantenemos con ellos una relación simbiótica. Si fuésemos capaces de cesar nuestro contacto con la realidad por un periodo relativamente largo y luego volver (como un viaje en el tiempo hacia el futuro), quizás nos sorprendería y desconcertaría más la imposibilidad de lograr la comunicación que encontrar una tecnología nueva o ver una moda diferente (cosas en realidad bastante habituales).

Me mantengo comunicado y me alimento con estas lecturas. Luego ante todo esto no puedo evitar el volver a mis escritos, los que encuentro incompletos o pendientes por todas partes y pienso otra vez aquello muchas veces meditado ¿Qué es el escrito si nadie llega a leerlo? ¿Qué hacen las letras y palabras si no cumplen en algún momento su propósito de comunicar? Es quizás cuando aquellos escritos son testimonio fiel de nuestro propio aprendizaje más que una enseñanza para otros, confirmando lo que Goethe expresó en algún momento.

Agradezco a todos el tiempo que dedican a estas letras esporádicas pero que se plasman con la mayor de las sinceridades, a lo que dicta el alma y sobretodo me complazco en poder visitarlos y leerlos.

¡Saludos a todos!

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.” Miguel de Cervantes Saavedra.

4 comentarios:

  1. ¿Qué es el escrito si nadie llega a leerlo? ¿Qué hacen las letras y palabras si no cumplen en algún momento su propósito de comunicar?...facil, para mi los escritos son y forman parte de nuestra vida y salen aparte de nuestra imaginacion,tambien de nuestra recondita alma y para la segunda pregunta decirte que las letras y las palabras, solo con leerlas (aunque sea nosotros mismos), transmiten mas significado del que no se ve, muchas veces releyendo lo escrito por nosotros en este caso, decubrimos entre lineas pedazitos nuestros antes ocultos.
    Un honor ser la primera en opinar.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Tony: somos nosotros los agradecidos por compartir estos textos que tu pluma nos regala de vez en cuando. Creo que tienes razón en lo que dices: el propósito de la escritura es la comunicación, pero, ¿te has preguntado alguna vez si nos leen las personas a las que dirigimos nuestros textos? Muchas veces tan sólo escribimos por exteriorizar un sentimiento, aún sabiendo que a quien va dirigido no lo leerá jamás. Creo que escribir también ayuda a conocernos a nosotros mismos, a saber exteriorizar, a comprendernos un poco más, aunque muchos textos acaben en nuestras papeleras antes de que los alcancen algunos ojos. Ciertamente, ya que escribimos lo lógico es dejarnos leer, sino bastaría con pensar. ¿Has visto el rodeo que he dado para acabar diciéndote que tienes toda la razón?

    Te mando besos y saludos deseando que tú también te encuentres bien.

    ResponderEliminar
  3. Hola Tony: Leer implica interpretar. Escribir es configurar el mundo que uno trae dentro. Tan complejo es describirlo, pero sabes bien que nos es muy necesario.
    Escribir sin que alguien lo deletree puede ser no existir, pero de todos modos el hecho de escribir ayuda mucho.
    Sinceramente, te saluda H.L.

    ResponderEliminar
  4. Como muy bien dice H.L. "leer...interpretar - escribir...configurar"; ese grato ejercicio de leer y escribir tiene la virtud de capacitarnos y habilitarnos para trascender del "negro sobre blanco" a la proyección y contemplación de las luminosas ventanas del alma.
    Es por ello tan importante el configurar ese íntimo universo como el poder interpretar lo configurado en esas "cartas no escritas por manos humanas" (cartas que son todos aquellos que nos acompañan en la maravillosa experiencia de nuestra existencia terrenal)cartas que siempre tienen un destinatario y que solo aguardan
    una adecuada lectura...Un abrazo.

    ResponderEliminar