8.9.21

Perspectivas

El futuro no existe.

Es un animal en eterna gestación, un embrión de género y especie indeterminada, cuyas fauces muchos temen por tal motivo. Es la suma de los miedos y deseos, la inmaculada concepción de fuerzas incomprensibles que siempre fallamos en anticipar.

El pasado en cambio, es familiar.

Está habitado de los recuerdos gratos y las pesadillas, casi siempre tan falsos y distorsionados como deseamos en el presente momento. Es la vara con la que se miden las nuevas experiencias y los ojos de quienes fuimos, juzgandonos por no vivir a la altura de lo esperado.

En el medio habitamos nosotros. Siempre buscando en el horizonte, sin advertir que todas las respuestas se encuentran en nuestras manos.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Santalum

Volvieron los días fríos y con ellos la acuciante necesidad de recordar su calor. Miradas indirectas de sonrisas ignorantes, inconscientes d...