11.8.06

Melodías atemporales

En estos días llegó por fin a mis manos y a mi audio, un disco que quería escuchar desde que empezó el año. Por cierto, considero que mucho del éxito de las redes de intercambio en Internet, por lo menos en estas latitudes, se debe a la imposibilidad que hay de conseguir en un precio razonable material importado que logre pasar el filtro de “prefabricado comercial”, pero este es tema de otro escrito.

El disco que me ocupa ahora es la más reciente producción de una banda que muchos recordarán por algunos éxitos comerciales en la década del 80: TOTO.

Considerados iniciadores del estilo llamado AOR (Album Oriented Rock), en el cual están catalogados otros contemporáneos como Foreigner y Journey, es común pensar que se trata de un estilo actualmente desaparecido. Hoy la radio trata de satisfacer este espacio con densas baladas de bandas pseudo-metaleras, muy poco melódicas (salvo contadas excepciones) o peor aún, con otras nacidas bajo el signo del “Rock Adulto” (Adult Oriented Rock, no casualmente AOR en sus siglas). Es sin embargo alentador saber que este “estilo” no ha muerto y también complace comprobar que no es un estándar comercial en la actualidad.

Pero ¿qué es realmente AOR? En un principio, las siglas representaban a una rama o evolución del rock progresivo que buscaba la difusión del álbum completo, a diferencia del trabajo de otras bandas que preferían destacar “singles” o “cortes de difusión”. Similar al rock progresivo en composiciones y afán experimentador, tuvo un perfil más comercial que éste y con un sonido tendiente al Hard Rock (HR). Paradójicamente, la popularidad de algunos sencillos derivó en que el término fuera sinónimo de “rock suave y melódico” y así las siglas AOR fueron en adelante “Rock orientado a adultos”.

Toto es una banda compuesta por músicos sesionistas (*), experimentados y muy talentosos. Es notable el hecho que en tantos años de carrera, la conformación de la banda haya cambiado muy poco respecto a otras bandas de larga trayectoria. Se registra principalmente el cambio del bajista original por Mike Porcaro; el alejamiento (1984) y posterior reincorporación (1998) de Bobby Kimball, voz principal; y la muerte prematura del baterista Jeff Porcaro, debida a una extraña reacción alérgica.

Como es de esperarse, cada músico aportó alguna particularidad al sonido de Toto, haciendo una música sumamente ecléctica. Puede decirse que Toto no hace un tema igual a otro, cosa en la que lamentablemente caen muchos “creadores de estilo” que al no desear apartarse del sonido que los hizo famosos, se repiten “ad infinitum”. Con inclinación al HR (estilo en el que mayormente trabajaban por entonces los sesionistas) y exploración progresiva, Toto le dio a su música una curiosa fusión de bases Disco y arreglos de Jazz que se aprecian en su primer trabajo homónimo de 1978, (donde se encuentra el mítico “Hold The Line”) o en temas como “Waiting For Your Love” de 1982. Asimismo, se puede reconocer en su música el tinte étnico, muy preciado por el rock progresivo, con ritmos de reggae y tambores africanos que condicionan completamente temas tan conocidos como “Africa” u otros más recientes como “Modern Eyes”. Ni que decir de las excelentes baladas que hicieron famoso al género completo (“I’ll Be Over You”, “I Won’t Hold You Back” y otras). Esta mezcla de estilos que podría resultar chocante, está realizada con buen gusto por el virtuoso guitarrista Steve Lukather y el tecladista y voz David Paich, verdadero núcleo creativo del proyecto. En definitiva: Toto, con toda su diversidad, no busca parecerse a nadie, y quizás ni siquiera a Toto, más que en la idea constante de la experimentación. Si es esto bueno o malo, queda al criterio de cada oyente.

Ahora: el nuevo disco. Titulado “Falling In Between”, sorprende una vez más por la novedad en su sonido. La primera pista, que dio título al disco, es una potente canción progresiva, de sonido pesado con guitarras fuertemente distorsionadas y unas exóticas escalas menores de reminiscencia árabe. Los siguientes temas tienen más que ver con trabajos anteriores en temática y estilo, “Dying On My Feet” es deliciosamente instrumentado y bien llevado por Kimball en voces, con rasgos progresivos en teclados y guitarras muy melódicas (cabe destacar el solo de Lukather) y una salida instrumental donde participan como músicos invitados Lenny Castro en percusiones, Steve Porcaro en sintetizadores, James Pankow en trombón, Lee Thornburg en trompeta y Ray Hermann en saxo tenor.

El tema de mayor difusión es “Bottom Of Your Soul” donde participa como invitado quien fuera el primer reemplazo de Kimball, Joseph Williams. Los dos temas siguientes “King Of The World” y “Hooked” son perfectos cortes de rock progresivo el primero con las tres voces clásicas de Toto (Paich, Kimball y Lukather) y el segundo con la participación de Ian Anderson (Jethro Tull) en flauta haciendo perfecto juego con la guitarra de Lukather. Luego regresa la calma con el sencillísimo “Simple Life”, entonado por Lukather y acompañado por la percusión de Jenny Castro, que finaliza prontamente luego de culminar el tema con un poco más de fuerza. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

“Taint Your World” es un tema de HR con muy buen ritmo ejecutado exclusivamente por la banda y con una sola voz al frente. El AOR de la primera época vuelve en “Let It Go”, con una base melódica muy buena en bajo y momentos instrumentales de Fusion que recuerdan las primeras épocas de Toto, sobretodo el último acorde del tema. Hay que destacar que la voz es llevada por Greg Phillinganes, la nueva adquisición de Toto, primeramente reemplazando a Paich en las giras y ahora como miembro oficial.

La especial voz de Phillinganes será también encargada de llevar adelante la conducción del, en mi opinión, mejor tema del disco: “Spiritual Man”. Un corte con preciosos coros Gospel y una letra conmovedora, un suave piano y delicados arreglos de guitarra en los momentos adecuados. Intervienen en voces en la tercera y cuarta estrofa Kimball y Paich, dándole el toque emotivo y reflejando la convocatoria de las letras, a un tema donde cada instrumento (aun las voces) está perfectamente medido y racionado para no saturar de estímulos al oído, pero dejando establecido el virtuosismo de cada individuo. En este tema intervienen como invitados la cantante Monet y Tom Scott en saxo para la línea melódica con la que culmina el tema, acompañado de todas las voces para luego bajar inmediatamente la intensidad y concluir finalmente. Cuando parece que el disco definitivamente llegó a su fin, “No End In Sight” propone una pista progresiva más, donde el ritmo es alternado y puede apreciarse a nivel general la intervención del antiguo miembro de la banda, Steve Porcaro en el sonido.

Resumiendo: “Falling In Between” es un excelente disco de Toto, que continúa la idea original del AOR, invitando al oyente a desmenuzar sus partes y disfrutarlas (que dista de la simple idea de hacer “rock tranquilo”) haciendo música que escapa a las etiquetas y aún a épocas, en un verdadero estilo sin tiempo.

(*) Músicos versátiles, prácticamente “anónimos”, que acompañan a celebridades que requieren de ellos para eventuales sesiones de grabación o en esporádicas presentaciones, sin formar parte de su grupo estable. Se puede disfrutar en línea de breves fragmentos –aunque no especialmente seleccionados- del disco, abriendo este archivo en cualquier reproductor de audio como Winamp o Windows Media Placer.

8 comentarios:

  1. Eyyyy!! me has copiado tema musical,¡anda pasate de nuevo por mi Blog y veras que se ha ampliado la seccion de baladas, con alguna que otra sorpresita final! :D
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Ya estoy aquiiiiii!! (como dijo la niña de Poltergreist),jajaja.
    Siempre he dicho que para mi el AOR (estilo que amo aunque haya pasado por todas las familias del metal, musical y de imagen; Thrash y Death, Heavy Clasico, Heavy Metal, Glam Rock, etc..) significa para mi y ha significado siempre, con la absurda etiqueta que le pusieron de "Rock orientado para adultos", algo tan sencillo como; "Rock para quienes entiendan de buena musica" (que no son todos los que entienden, claro), y es que grupos miticos y adorados como; Foreigner, Badlands, Journey, Asia etc... y por supuesto Toto son una autentica delicia. Ahora mismo mientras te comento el post, tengo de fondo "Hot the Line" sonando y en cuanto acabe empezaran los acordes de "Africa".
    Como tu dirias buenisimo grupo para comentar largo y tendido.
    Me alegro que te gustara el video-balada de Pantera, se hechan de menos a veces los salvajes riffs de Dime Bag Darrell (R.I.P).

    En la proxima hornada melodica de mis post musicales subire las grandes y valiosas baladas del AOR, como la estremecedora de Foreigner con sus coros Gospel y la mitica de Journey
    ¿escritor, me das mas ideas de canciones a medio tiempo de AOR?
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante análisis de esta buena banda musical; coincido en que tiene un estilo vigoroso y atrapante, con melodías destinadas a permanecer por largo tiempo en nuestros recuerdos. A propósito de "atemporalidad"...imagino que sigues degustando de los maestros clásicos de la música universal, pues quién tiene una apreciación tan fina de las melodías tiene que haber educado su oido con esa inmortal música ¿verdad? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Si te gusta la literatura, si te gusta leer, date una vuelta por Biblioteca Papyrus.
    ¡Te esperamos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya Tony, qué análisis tan completo has hecho de este grupo! Sabía que eras un buen melómano, pero no hasta este punto.

    Por fin hoy he conseguido entrar en tu Página porque los días pasados no se veía nada: ningún post, ningún enlace, nada. Por suerte ya se ha recuperado.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Toto....

    Recuerdo que hace un buen tiempo atrás esa agrupación me ponía de cabeza....

    Buen gusto!....

    Besitos...

    ResponderEliminar
  7. Vaya, vaya... mira quien me encuentro por aqui a mi niña Kat y de nuevo a mi amiga Topacio,jajajaja...no dejais de sorprenderme chicas ¿tambien por mis guerreras corre sangre de metal, en este caso AOR?.¡¡Que bien, la family de acero crece!! ;D
    Un beso enorme a mis niñas.

    ResponderEliminar
  8. Me confieso muy ignorante en temas de música. Pasé a visitarte y dejarte mi abrazo.

    ResponderEliminar