25.6.07

Una pausa...

Estas semanas se me hizo muy difícil entrar a la red y escribir algo nuevo. Actualmente estoy finalizando una investigación sobre vivienda social (seguramente escribiré luego algún comentario al respecto) y mientras trato de equilibrar esto con algunos trabajos nuevos y una docencia auxiliar en la facultad… no he podido actualizar este sitio en casi todo el mes. Pese al tiempo, siempre leo sus comentarios y mails así como también los sitios de aquellos que los tienen. El "egoismo" que nos impulsa a escribir en primer término probablemente sufriría de raquitismo si no fuese por el valioso feedback.

Ahora dejo unas letras ajenas. Se trata de un artículo que leí hace una semana en el diario y que me gustaría compartir con Uds. Por su extensión no voy a pegarlo aquí, pero les dejo el enlace para visitarlo. Escrito de forma muy clara por Jorge Estrella (Escritor y doctor en Filosofía) se titula:

¿Qué diablos es el arte?

7 comentarios:

  1. ...esta resultó ser la entrada nº 100 de este blog.

    ¡Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  2. jejejej... veo que tambien es tu fetiche el Nº100..

    en Palimpsesto tambièn tengo 100 entradas, pero sòlo algo de 40 visibles...

    gracias por tu saludo, te dejo un regalo...

    http://fetishandtaboo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Lo primero que se puede decir del artículo de Estrella es: "a confesión de parte..etc" Pues prácticamente se da la mano con John Carey, en tanto que este dice: "Arte es todo lo que alguien considere que es arte, así lo sea sólo para ese alguien" (¡?)Estrella casí tan desesperadamente como Carey formula:"Arte es lo que te roza con violencia, es la ausencia presente, el agregado intangible..." ya ves, una enumeración de contrasentidos que a la verdad te llevan a concluir que el Arte tiene una carga subjetiva tan grande que es prácticamente imposible hacerlo totalmente objetivo y por lo tanto definible, clasificable, reductible... sin embargo, coincido plenamente en lo que podemos intuir, que el Arte no puede ser basura, no puede ser el capricho de alguien y la absurda obsecuencia o tolerancia de alguien más; por supuesto, tiene que ser algo que trascienda a la íntima y solitaria contemplación de algún alguien.
    Por tanto, aquellas aproximaciones de Federico El Grande y del gran L.B. "Arte es lo que te conmueve y agrada" en apariencia insuficientes para Estrella (seguro porque hay Arte que te conmueve y desagrada en una primera instancia) se podrían aceptar tomando la instancia final o resultado de analizar la razón del desagrado, si este procede del rechazo a lo inicuo, a lo injusto, a todo lo que hay de aborrecible en la actitud y en la actividad humana o natural, pasando por la premisa básica de "no llamar bueno a lo malo" y viceversa. (No debe existir confusión en qué o quién define lo malo o lo bueno, puesto que todos, aquí o al otro lado del mundo, si no hemos sido deformados por prácticas perniciosas sabemos discernir uno de otro, por la "ley escrita en nuestros corazones" y más si tenemos la guía de Aquel que nos "amó de tal manera"...) Entonces esa "desagradable" sensación que impacta nuestros sentidos resultará en una "agradable" convicción de elegir y seguir lo bueno para nuestra edificación y satisfacción desechando lo que pueda provocar un efecto contrario, existiendo entonces la "elevación" que propone Kant, aún cuando el objeto no sea "bello" en los términos comunes. Ciertamente y en esto también coincido con el articulista, es algo inasible para el “solo conocimiento” pues debe existir, necesariamente, un componente espiritual que permita su correcta comprensión y discernimiento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por esta entrada número 100. Es un logro indudable. Muy interesante el artículo, un viejo profesor mío de Historia del Arte solía decir que la obra de arte debía producirnos "una emoción estética". Lo digo por si sirve de algo. Que te vaya muy bien ese trabajo. Besos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Hola dejame que me presente soy argentina viviendo en Miami. Tengo una amiga que vive en Tucuman quizás la conozcas Ana MandojanaMe gusta tu blog y tu estilo. Te dejo el mío

    ResponderEliminar
  6. Mónica (San Isidro)julio 07, 2007 1:14 a.m.

    No importa la falta de tiempo, si tenés algo para decir y compartir con nosotros. El espacio está y, del otro lado, los que te leemos y apoyamos tu necesidad de comunicar. Que tu pluma siga corriendo, aunque algunas veces te pida una pausa.
    ¡¡Saludos y un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Muchas gracias por sus comentarios! Paso a contestar algunas cuestiones:

    Mónica: gracias por atender a la necesidad de expresión y por el aliento que transmiten tus palabras. ¡Un afectuso saludo para vos tambien!

    Mucha: gracias por el enlace y me alegro que este sitio haya sido de tu agrado...

    Isabel: De seguro es útil saberlo... pienso que esa emoción estética es la que forma el criterio pretendidamente objetivo (que no es tal) mencionado por Estrella.

    Lacosteant: Gracias por haberte tomado el tiempo de responder, pero agradezco aun más tu paciencia para mi respuesta. Estoy bastante seguro que Estrella escrbió su artículo a raiz de haber leido a Carey. Después de leerlo me dejo una fuerte sensación de que realmente no importa "que es arte" porque a fin de cuentas tiene que ver con algo muy personal que, subjetividades e intereses aparte, llegará a convencernos de que algo puede ser arte solo para nosotros, en una forma análoga a como se presentan las revelaciones espirituales. Por ello encuentro valiosas las palabras de Kant al respecto: “hay ennoblecimiento y elevación por encima de la mera sensibilidad al placer” frente al objeto verdaderamente bello. Esta misma implicancia espiritual tal vez fomenta la pregunta ¿puede el arte ser una religión?. Por cierto, muchas gracias por llamar mi atención a la polémica respecto a este artículo (pueden seguirla aquí)

    Belmar: Gracias por pasar y por el regalo... el 100 seguirá estará presente sólo un poco más en este blog.


    Me gustaría dejar en claro otra cosa también: hace un par de dias en un ameno asado, un amigo decía que mi pensamiento está cruzado por el platonismo en este asunto. No considero que esto sea así, pero ciertamente prefiero el "arte de escuela" (o la escuela en el arte) que recibir una lata de miasmas a precios ridiculos. Si es que este objeto realmente puede conmover a alguien, espero que el tal sea feliz con su porquería enlatada (nunca más precisa esta expresión), pero la petulancia de esperar que todos los "informados" lo consideren igual me parece inaceptable.

    ¡Saludos a todos!

    ResponderEliminar