10.1.06

Lo Actual De Una Antigua Maldad

Tony: Después de un largo tiempo, un aporte que es un reconocimiento a tu labor, a la de tantos amigos como Topacio, El Utopista y tantos otros (aún el inefable Podeti) que deleitan nuestros ojos y nuestra mente con inspiradas y laboriosas plumas.

Se aprecia una especie de moda que, en aras de una mal entendida sinceridad y de una total franqueza, induce a muchos de los que expresan opinión verbal o escrita (con independencia del tema) en el sentido de poner poca o ninguna consideración en la forma y en los términos empleados para dirigirse a su interlocutor, sea éste un habitual coincidente, sea un ocasional adversario o sea tan solo el casual visitante que desprevenido llega al lugar donde será agraviado por esta malhadada moda.

Para información (y desencanto) de aquellos que piensan que de esta manera “hacen punta” en un estilo evolucionado y novedoso, es necesario decirles que esto es solo un recrudecimiento y una lógica consecuencia de ese resentido desprecio que tienen por aquello que habiendo codiciado, no pudieron alcanzar. Ciertamente, porque al no poder embellecer la expresión, al ver tan fuera de su alcance la forma fluida, elegante e inteligente de la palabra bien dicha y bien concebida se opta por rebajarla, por envilecerla, por oscurecerla... ¡Vano intento de desvirtuar el sublime don que nos diferencia del resto de las criaturas!

Es triste ver con que diligencia se abocan a verter palabras descomedidas y groseras sobre temas que deben tratarse con mesura, serenidad y grandeza de espíritu; no existe acontecimiento o situación que por su contenido de solemnidad, o ternura, o tragedia pueda ponerse fuera del alcance de estos por momentos coléricos críticos o desenfadados y lastimosos bufones. Parece que su propia ignorancia los lleva a no reconocer el límite que divide lo esencial de lo accesorio y lo jocoso de lo penoso.

Sin embargo, la esperanza está en aquellos que con valiente actitud y tesonero esfuerzo buscan dar su correspondiente lugar a la palabra que eleva el espíritu, a la que permite viajar a maravillosos lugares gracias a la preciosa descripción de formas y sensaciones, a la que nos regocija con sagaz humor sin necesidad del recurso fácil y vulgar; a estos artistas, artesanos, obreros de la palabra el justo reconocimiento y el homenaje sincero de los que nos deleitamos con su obra, pues su labor es el actual baluarte que se erige contra esa antigua maldad de los que buscan la destrucción de la expresión meditada, estudiada, elaborada, trabajada, trabajada como se trabaja una preciosa gema, gema que luego se luce para solaz propio y de los que la saben apreciar.

6 comentarios:

  1. lo que pasa es que hay gente que no tiene más salidas que la pobreza de sus recursos. y bueno...tendrán cabida. sin esa variedad no se podría distinguir entre altos y bajos. ¿no te parece?
    un abrazo!!!!
    laura

    ResponderEliminar
  2. Laveron: Aprecio y respeto tu incisiva producción, la fuerza de las imágenes que trasmites es contundente, en "SIN NOMBRE(y dedicado)" podemos evidenciar esta afirmación.
    Pienso que las tinieblas subsisten solo por la ausencia de la luz, ésta no necesita de ellas para ser...y ante el más mínimo indicio de luz, las tinieblas no son más. Te saludo.

    ResponderEliminar
  3. Lacosteant: Muchas gracias por la parte que me toca en tal halagadoras palabras. Te he de confesar que cuando he leído mi seudónimo he tardado unos segundos en identificarme, y es que ya sabes que yo soy nueva en esto.

    A mí también me parece una falta de consideración algunas formas de expresión escrita, sobre todo porque están hiriendo gravemente el lenguaje y la sensibilidad de algunas personas. Pero Lacosteant, igualmente entiendo que no debo juzgar los motivos por lo que lo hacen, esencialmente porque los desconozco. Tan vez sea una forma de reclamo para personas que escriben de igual manera, ya sea por edad, por pensamiento, por cultura, por moda, etc. Supongo que son muy jóvenes, y ya sabes, ellos siempre rompen esquemas. De cualquier forma, como siempre digo yo, necesitaríamos varias vidas para ver y leer lo que verdaderamente nos atrae y nos gusta ¿Para qué perder el tiempo deteniéndonos en lo que no nos agrada? Dejémoslo correr, que en este mudo como en otros hay gustos para todos…

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola amigos! Lacosteant, gracias por el aporte y por tus palabras...

    Quisiera plasmar una impresión más respecto al tema. Mi interés siempre ha sido, tanto en la arquitectura como en la literatura y el arte, el de rescatar las ideas. Es así como sabemos que es posible adornar mucho las palabras sin realmente decir nada y tambien es posible comunicar una idea poderosa con sencillez de recursos. Lo que es cierto es que quienes emplean la vulgaridad o la polémica como único recurso, como expresión de epoca, poco tienen para decir, y cuando se les elimina estos giros "modernos", cuando se pule lo que expresan, se hace evidente la pobre idea (si acaso existe) que lleva su mensaje. Me encanta ver obras que rompan esquemas, trato de hacerlo en la arquitectura y de esta manera estoy seguro que esta actitud significa esforzarse aún más, lograr aún más el resultado final.

    Por lo demás, coincido con Topacio: ¿para que perder el tiempo con lo que no lo merece?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Amigos:

    Pienso que aún el más sencillo tiene una verdad para expresar y de ninguna manera estoy en contra del derecho que tiene para hacerlo; recuerdo que un personaje del genial Quino decía algo así:"lo malo de andar con las orejas puestas es que te expones a escuchar cada barbaridad.." y así también sucede en este mundillo de letras, al discurrir por el mismo podemos encontrar preciosos e intricados arabescos, recargados barrocos y ,por supuesto, placenteros remansos de grata sencillez; es parte de la aventura el pasar por unos y por otros, mas es imposible no entristecerse cuando nos topamos con aquellos que insisten en llamar bueno a lo malo, con aquellos que se solazan en lo perverso y con quienes lo practican. Que vuestras plumas, cual las de un águila, se eleven siempre por encima de esas circunstancias...Un afectuoso abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Tony, esta bueno lo que escribiste... estoy esperando que te conectes para preguntarte un par de cosas, jejeje
    Bueno Tony, gracias por pasar po mi espacio y por tu comentario.
    Sabes que en mi flog voy a poner uno de esos poemas, gracias por animarme en los momentos turbios de mi vida jeje
    GraciaS TotaleS!!!
    Amigasoooooooo

    ResponderEliminar